Apuntes sacados del curso de introducción a la programación, impartido por Universitas Telefónica (que realicé en Miríadax). Añadí algunos elementos para que no sea una copia exacta.

Una librería se puede definir como un archivo compuesto por un número variable de funciones. Y que, además, se puede usar en diferentes códigos. Es decir, se trata de una compilación de funciones que podremos utilizar en distintos programas.

Librerías propias o externas

Creadas por ti o por otra persona, facilitan la programación modular en cualquier lenguaje de programación. Simplemente, se trata de no estar escribiendo el mismo código una y otra vez; con esto, se llama a la función pertinente y ya está.

El diccionario (estructura de datos) permite almacenar datos como pares clave-valor; y, también, funciones. Tomando el ejemplo de la baraja de cartas, veamos cómo crear un croupier:

var cartas = [{palo: “c”, valor: 1}, {palo: “d”, valor: 1}, {palo: “p”, valor: 1}, {palo: “t”, valor: 1}]; //se define la baraja, simplificada a los cuatro ases

function barajar(cartas) {
    código; //líneas necesarias para darle funcionalidad
    return “Barajando...”;
}

function repartir (cartas) {
    código; //líneas necesarias para darle funcionalidad
    return “Tome su carta.”;
}

var Croupier = {baraja: barajar, reparte: repartir}; //diccionario que almacena dos funciones

Croupier.baraja(cartas); //se llama a la función barajar
Croupier.reparte(cartas); //se llama a la función repartir

Nota: definir la variable Croupier con la “c” en mayúscula, es una normalización para denotar un objeto en muchos lenguajes de programación (orientados a objetos, claro).

Una práctica recomendable, es documentar la librería propia que estés creando (si luego vas a compartirla). De este modo, facilitarás la tarea de utilizar las funciones que hayas definido. Pasa lo mismo cuando necesitas utilizar una librería externa: sin documentación (ni comentarios dentro del código), costará más utilizarla.

Librerías del sistema

Veamos algunos ejemplos de librerías propias del JavaScript.

console

console.log(“Hola, mundo”);
console.clear();

Como ya habíamos visto en otros módulos, la función log permite mostrar un resultado (número, string, etc.) en la consola. Y, con la función clear, se borra la consola.

Date

Date.now();
Date.parse(“09/24/2018”);
Date.parse(“2018-09-24”);
Date.parse(“Sep 24, 2018”);

La función now devuelve la fecha actual (definida en el sistema). Lo curioso es que devuelve el número de milisegundos que han pasado desde el 1 de enero de 1970; esto es el timestamp o marca de tiempo, porque indica una fecha y hora con gran precisión. Es la forma interna que tiene JavaScript para tratar las fechas.

La función parse analiza una cadena de texto, pasada como parámetro, y devuelve el timestamp de esa fecha. Admite distintos formatos de fecha, teniendo en cuenta el orden en inglés.

Math

Esta librería permite realizar cálculos matemáticos, usando las diferentes funciones que ofrece (raíz cuadrada, potencia, mínimo, máximo, logaritmo, seno, coseno, tangente, etc.).

Math.sqrt(9); //devuelve la raíz cuadrada de 9
var numero = 120000000;
Math.sqrt(numero); //devuelve la raíz cuadrada de la variable numero

Además de funciones, una librería permite almacenar valores fijos. En Math, por ejemplo, se puede utilizar el valor de Pi, e y otras constantes matemáticas.

Math.PI;
Math.E;

Al no ser funciones, no es necesario utilizar paréntesis después del nombre de la constante.

Nota: por convención, los nombres de las constantes se ponen en mayúsculas.

 

Pin It en Pinterest